lunes, 29 de noviembre de 2010

La Formula Mas Poderosa Para Prospectar en Mercado Frío

Hola,

Hace un par de días estuve conversando con una persona que me hizo la siguiente pregunta, ¿Qué opinas de la prospección en frío?

Le respondí lo siguiente: “El problema no esta en hablarle a la gente, sino en qué le dices y cómo se lo dices”.

La clave del éxito de la prospección en frío esta en la imagen que proyectas de ti mismo hacia tu potencial prospecto y la manera en que mantienes esa imagen proyectada.

¿A que me refiero? Me refiero a la forma en que tu logras ser percibido por las personas con las que te relacionas a diario y la forma en que logras mantener esa percepción por el tiempo necesario para que la persona se convierta en tu seguidora primero y luego en tu afiliada y se quede a tu lado...

Veamos el primer punto.

Tradicionalmente, la forma en que nos conducimos ante los demás es de tal manera que logramos que nos perciban como vendedores y no como alguien de quien ellos se van a beneficiar.

Y entre ser percibido como un vendedor y ser percibido como alguien de quien tu prospecto se va a beneficiar hay una gran diferencia.

Cuando tu eres percibido como un vendedor automáticamente se genera en la mente de tu prospecto la idea “el/ella quiere aprovecharse de mi”. Pero si logras que en la mente de tu prospecto se genere la idea “yo puedo beneficiarme de el/ella”, entonces se produce la atracción… Te conviertes en un imán de atracción.

Todos los días tenemos la posibilidad de conocer o de relacionarnos con personas, ¿Qué estas haciendo tú con esta excelente oportunidad que la vida te da para crear prospectos para tu negocio? ¿Logras atraer a las personas hacia ti o, más bien, logras alejarlas de tu lado?

Todo esta en lo que haces, en lo que dices y en como lo dices.

Al conocer a alguien y empezar a escuchar sus inquietudes, sus problemas, sus necesidades, tu le estas demostrando interés, y aunque tu no te des cuenta, las personas si lo hacen… ante ellas se genera la idea “el/ella me escucha, se interesa en mi, en mis problemas, me ayuda, etc.” Al oír a las personas, tu tienes la posibilidad de conocer sus necesidades, anhelos, problemas, etc. y esto te da la gran oportunidad de ayudarles a resolverlos.

Y es aquí donde entra en juego tu conocimiento y experiencia. Al escuchar a alguien acerca de un problema o necesidad y tu le das una información, tip, consejo o recomendación que el o ella desconoce, y que le ayuda a resolver su problema la percepción de ti que se genera en la mente de ese potencial prospecto es muy positiva. Y si lo haces más de una vez, entonces la persona te va a considerar como su ‘amigo experto’. Y se empieza a generar la atracción. Esa persona se siente atraída hacia ti. ¡Quiere recibir más de ti!

Al hacerlo, además, creas conexiones con ella y esto, a su vez, te permite desarrollar relaciones interpersonales duraderas y armoniosas, ser percibido como alguien de valor, como alguien de quien los demás se pueden beneficiar y crear una red de prospectos que en el momento oportuno habrán de conocer la gran oportunidad que representas.

Las personas necesitan saber quien eres tú, antes de conocer lo que haces o tienes. Esa es mi experiencia. Cuando ellas saben que tú eres alguien de valor y de quien ellas se van a beneficiar, entonces se despierta automáticamente la curiosidad de saber ‘que haces’, a que te dedicas, etc.

Cuando tú sabes despertar esa curiosidad y mantenerla a través de un proceso de desarrollo de relaciones interpersonales duraderas y aplicando una estrategia de marketing que te venda apropiadamente, las personas se convierten en tus seguidoras, y tú tienes la posibilidad de filtrar y de escoger a quien patrocinar al proporcionar la información de tu propuesta de negocio.

Es muy recomendable demostrarle a las personas ‘quien eres’ para que luego ellas quieran saber ‘que haces’ y tu les muestres lo ‘que tienes’. Todo esto en un proceso natural, de conversión, de filtración, sin persecución…

Una vez que las personas te preguntan ‘que haces o a que te dedicas’ es muy importante que sepas mantener la imagen que has generado de ti en tu potencial prospecto. Para lograr este objetivo tengo mis propias técnicas que compartiré en otro post.

La formula mágica con la que desarrollo la Red Fortuna ser-hacer-tener la aplico en todo instante de mi vida y en toda circunstancia en la que me encuentro. Esa es la formula del marketing de atracción. Esa es la formula de mi éxito.

Hacer marketing de atracción, contrariamente a la idea que muchas personas se encargan de vender en Internet, es una actividad que se practica en toda circunstancia de nuestra vida, es, de hecho, el cuarto paso para caminar hacia la prosperidad, pues, aunque no todo el mundo pueda ser nuestro prospecto o afiliado, nuestros prospectos o afiliados pueden estar en cualquier parte, no solo en Internet.

Nadie nos enseña formulas para desarrollar nuestro negocio. Nadie nos enseña fundamentos de relaciones humanas ni de negocios ni de marketing. Esa es la razón por la que fracasamos o padecemos con la prospección en frío. No es que la prospección en frío sea mala. Somos nosotros los que no estamos preparados para sacar ventaja de esta herramienta que, dicho sea de paso, la utilizamos siempre, pues siempre estamos conociendo o teniendo contacto con nuevas personas (supermarket, dentista, parada de bus, escuela de tus hijos, parque, etc.)

Creemos que la persona a la que le hablamos, por el simple hecho de hablarle y de porque nosotros pensamos que lo que tenemos es bueno, el o ella deben escucharnos y unirse a nuestra red.

Yo siempre digo que el ser humano es un ser psicológico, y cuando tu aprendes a conocer su psicología y a actuar acorde con ella, entonces ¡GANAS!

Si tú quieres que los demás te escuchen, empieza por escuchar a los demás primero. Si tú quieres que los demás cambien, empieza tú por cambiar primero. Esa es la ley del cambio.

Desde que yo aprendí a aplicar la formula ser-hacer-tener, empecé a hacer prospección en frío de una manera completamente diferente a como lo hacia antes. Estoy logrando que las personas me vean como alguien de quien se benefician y no como una vendedora (así me veían antes). Esa es la manera como atraigo prospectos a mi organización y la forma como las personas se unen a mi red.

Trabajo inteligente, no duro. Proceso de atracción, no de repulsión.

Esto requiere entender que necesitamos adquirir una formación que las compañías no la brindan porque esa no es su función.

Necesitamos urgentemente aprender a desarrollar relaciones duraderas con las personas de nuestro entorno y que a diario conocemos, así como aprender a utilizar el marketing como una actividad de nuestra vida diaria. El marketing nos ayuda a vendernos a nosotros mismos y en la forma en que queramos. En tal sentido, hacer marketing de atracción en todo momento de nuestra existencia es nuestra responsabilidad, y más aun si queremos convertirnos en un imán de atracción en multinivel.

Es preciso que antes de empezar  a aplicar marketing en nuestra vida diaria nos tomemos el tiempo de planificar nuestra estrategia y definir como queremos que los demás nos perciban y cual ha se ser el camino para que nuestros prospectos se unan a nosotros y se queden a nuestro lado…

Háblales acerca de lo que quieren o necesitan. ¡Ganaras! Demuéstrales quien eres para que ellos te pidan que les muestres lo que haces y tienes.

Recuerda, el éxito en network marketing o multinivel esta en ti, en lo que haces y en como lo haces!

Cuando conoces a alguien, ¿Qué harás? ¿De que le hablaras? ¿Qué idea acerca de ti quieres dejar en el o ella? ¿Cómo crearas conexiones para desarrollar relaciones duraderas? ¿Cómo le ayudaras? ¿Cómo despertaras su interés en saber ‘que haces’? ¿Qué formulas has de emplear para mantener la imagen percibida de ti?


A tu servicio siempre,

Tula Alcocer.